Maternidad

El mito de la super mamá

En la época actual, las mujeres debemos combinar múltiples ocupaciones, el cuidado de la casa, los hijos, el trabajo profesional y una vida social activa.

A raíz de esta realidad, ha surgido el concepto de la Super Mamá. Esa mujer que vuela sobre el tráfico para llevar temprano a sus hijos al colegio, tiene todas las respuestas, es la mejor doctora y cocinera. Va de compras, arregla la casa y ejerce su profesión, sin despeinarse. Nunca se queja, tiene una voz amorosa y alegre siempre…lo puede todo, lo hace todo y lo sabe todo.

Pero la realidad es un tanto diferente. No digo que no existan mujeres así o que la Super mamá sea un mito, al contrario, estoy segura que si existe (yo vivía con una, solo que ahora mis hijos le dicen Yaya); tan solo creo que esta un tanto lejos de ese ideal de perfección.

Cuando alguien nos dice “Es usted una Super mamá”, muchas veces nos llenamos de orgullo, pero también nos sentimos presionadas a hacer todo bien y no cometer errores en la crianza de nuestros hijos.

Para mi la Super mamá es aquella que se sabe imperfecta y se ama así, sabe que los errores son sinónimo de experiencia y de aprendizaje, y que equivocarse no implica amar menos a nuestros hijos. Quien da su mejor esfuerzo en todo lo que hace, siempre se ve hermosa ante el espejo y ama a sus hijos con locura.

Mas allá de esto, creo que, detrás de una que llamen Super mamá, hay un Super papá o una Super abuela o Super hermana o amiga, ese compañero de aventuras (bien sea un Robin o Sancho Panza) que nos da la mano y nos acompaña siempre. Porque ser una Super mamá implica también saber organizarse, delegar, conoce sus límites y comparte responabilidades, ya que el pedir y recibir ayuda no es sinónimo de debilidad, sino de tener un corazón humilde y lleno de amor para los demás.

En mi caso, doy gracias a Dios por tener a un Super papá a mi lado. Ese hombre que se desvela con la enfermedad de sus hijos, que no teme dar un beso y expresar su cariño en público, que hace pan cakes con formas divertidas, cambia pañales y lava biberones. Es aquel que trata de tararear las canciones que le gustan a su hija, aunque no se sepa la letra, quien cuenta el mismo cuento cientos de veces y cada vez lo hace con mas amor.

Es un Super papá porque es mi compañero, mi amigo, mi complemento y equipo inseparable.Quien me reta a ser mejor cada día y me ayuda a seguir, a pesar de mis equivocaciones y desaciertos.

Rober, soy una Super mamá porque tú me hacer creer que lo soy, en este día del padre, gracias por ser un Super papá.

Imagen tomada de la Web

Anuncios

2 comentarios en “El mito de la super mamá”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s