Matrimonio

Ni mío ni tuyo

Una de las principales molestias en el matrimonio es la sombra del pasado, en sus múltiples formas.
Algunas de estas se mantienen ocultas, hasta cuando son tan monstruosas, que no nos caben en el ropero.

Me refiero a esos disgustitos que no discutimos, pero que sabemos están ahí, abajo de un montón de ropa sucia, esperando salir. Otras, más sutiles, están relacionadas con las costumbres que teníamos, cuando éramos solteros y vivíamos con nuestros padres.

Hoy quiero hablar específicamente de las tradiciones o hábitos familiares. Esas con las que crecimos y están tan arraigadas en nosotros. Veamos algunos ejemplos:

–    Él pregunta: ¿y por qué doblas las camisas así?, ASÍ NO SE HACE, mi mamá las doblaba de esta otra manera…

–   O ella dice: las verduras se comen crudas, ESA ES LA FORMA CORRECTA, así las comíamos en casa…

Sea cual sea la situación, y por más absurdos que parezcan mis ejemplos, las palabras que están en mayúscula son las que desatan la discusión entre los recién casados.

El punto es que cada parte de este nuevo todo, trae a la palestra prácticas propias que parecen absolutas. Cada uno piensa que su manera de hacer las cosas es única o que es la mejor.

En este caso lo mejor es que ambos creen sus propias costumbres. No tu modo ni mi estilo de doblar las camisas, ni de cocinar las verduras; sino una nueva, la NUESTRA.

Esto no solo evitará discusiones innecesarias, también ayudará a construir poco a poco la identidad de familia, esa que ahora forman dos, pero que luego serán 3 o más. También fomentará la comunicación y creará espacios para practicar valores como la paciencia, cooperación, tolerancia y respeto.

La vida familiar se construye con detalles y momentos. Estos deben ser armoniosos y constructivos. La familia será fortalecida en gran parte por las actividades, juegos, tópicos y hábitos que compartan todos sus miembros.

El reto será crear costumbres y tradiciones familiares que fortalezcan los lazos entre todos los que la componen. ¡Seamos creativos y originales!

Acá les dejo algunas sugerencias:

–      Compartir una comida especial periódicamente con los amigos de la familia.

–      Sentarse todos a la mesa a cenar y platicar sobre su día

–      Acudir todos a la cama de quien amanece de cumpleaños a felicitarlo

–      Hacer deporte juntos o compartir una afición

–      Establecer días especiales para realizar actividades especificas como: baile, películas, karaoke u otra manifestación artística, o de juegos al aire libre o viajes fuera de la ciudad

–      Armar rompecabezas juntos o juegos de mesa

–      Saludarse de alguna forma secreta, que solo sepan los miembros de la familia

¿Qué otras actividades sugieren?

Imágenes tomadas de la Web

Anuncios

2 thoughts on “Ni mío ni tuyo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s