Maternidad

5 hechos que delatan que eres madre de 3 hijos o más

Cada hijo trae novedades a nuestra vida personal y familiar.

“Nada será igual” te dicen cuando eres primeriza, y tienen razón. Y si decides tener una familia numerosa, ni un día es igual al anterior.

Y aunque todo cambia, hay ciertos hechos que dejan en evidencia tu condición de madre de muchos hijos, acá les comparto algunos:

1. El “orden” es ahora relativo.

Aunque es importante enseñar a nuestros hijos el orden y a trabajar en equipo para lograrlo, es inevitable el caos de vez en cuando y tu nivel de tolerancia hacia ese punto específico llega a variar con los años y los hijos.

Si antes te estresaban los juguetes revueltos, llega un momento en que te basta que no salgan de cierto perímetro (cuarto de juegos, por ejemplo), o al menos llegar a casa y no tropezar con uno inmediatamente.

2. Entre tu ropa de diario no puedes evitar tener o usar alguna prenda de maternidad.

Seamos honestas, nuestro cuerpo es de lo que más cambia con cada hijo y, aunque busquemos estar en forma y volver a usar esos jeans que nos gustan, estará siempre ese pantalón cómodo o esa blusa fresca a la mano.

3. La frase “si no puedes vencerlos, úneteles” tiene cada día más sentido.

Y es que llega un momento del día, justo antes de la rutina de la pijama, en que los niños tienen ese último chispazo de energía; que regularmente es muy intenso. Y mientras más niños hay en esa cama, más descontrol hay; peor cuando el juego favorito es el de luchas (que es mi caso).

Entre patadas y saltos mortales apenas puedo separar a dos, mientras el otro sujeto se escabulle entre las almohadas… Llega un punto en que es más fácil acelerar el proceso y ser parte de las luchas, en lugar de seguir buscando la cordura.

4. Un hijo = tres maletas para salir; 3 ó más = una mochila pequeña que el Niño mayor carga en su espalda.

Esto es un hecho que parece ilógico pero es que con cada hijo nos hacemos más prácticas y relajadas al salir de casa; y también ocurrentes para solventar cualquier eventualidad que la bolsa uno y dos nos solventará al principio.

5. Si al llamar a alguno de tus hijos para regañarlo…

…recitas todos los otros nombres, antes de llegar al correcto; no te preocupes que sólo el tono de la voz hará que El Niño correcto sepa que él es el buscado 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s