Padres e hijos

Nuestro primer Huerto Casero

Preparando la tierra
Preparando la tierra
Ayudando a papá a colocar las semillas
Ayudando a papá a colocar las semillas

Hace un par de semanas nos pusimos a la obra y sembramos algunas semillas de hortalizas, que ya habíamos comprado con la idea de crear un Huerto casero . La idea es trabajarlo y cuidarlo con los niños. Sembramos semillas de girasol, cebolla, pimiento y berenjena.

¿Será que comeremos algo de lo que estamos cultivando?

Quien sabe. Lo que sí se es que no solo estamos cultivando hortalizas, sino otras virtudes y valores que quedarán en la conciencia de Daniela y Roberto y que les servirán para la vida:

  • Paciencia es saber esperar.
  • Cuidar una planta es cuidar una vida.
  • Aprender y valorar el proceso de esa vida que crece.
  • Valorar el trabajo de quienes colaboran para que los alimentos lleguen a nuestra mesa.
  • Convivir con la naturaleza y cuidarla.
  • Ensuciarse a veces es bueno.
  • Desarrollo de habilidades de motricidad fina, al trabajar con las herramientas para cuidar el jardín.
  • Motivación para consumir verduras y comida saludable.

Este tipo de actividades son excelentes para compartir tiempo de calidad en familia. Nos ayudarán a fomentar e implementar el trabajo en equipo y generar espacios de diálogo. Y es que actualmente dedicamos las horas en casa para ordenar, ver televisión o dormir y no para compartir, es decir, interactuar, conversar con nuestros hijos o bien, realizar actividades grupales.

Por desarrollarse al aire libre y ser diferente de los quehaceres cotidianos, trabajar en el huerto se vuelve muy atractivo y relajante, además, puede ser realizado hasta por los más pequeños.

Los niños aman ensuciarse y jugar con agua. Esta es una gran oportunidad de hacerlo, desarrollando a la vez habilidades de motricidad fina, al trabajar con las herramientas para cuidar el jardín.

Debemos involucrarlos en todo el proceso, desde la selección de las semillas, preparación de la tierra y su cuido, siempre bajo la supervisión de un adulto.

Convivir con la naturaleza y cuidar de un ser vivo permiten a los niños conocer el proceso biológico de las plantas y apreciar esa vida que se está desarrollando. Además, nos lleva a respetar el trabajo de quienes colaboran para que los alimentos lleguen a nuestra mesa.

Mientras nuestro huerto crece, también lo hacen nuestros hijos cultivando la paciencia y la responsabilidad. Se puede fomentar la sistematización del desarrollo de cada planta, por medio de fotos o dibujos, para que el proceso de espera tenga un objetivo de aprendizaje y sea divertido.

Los cuidados periódicos de los cultivos podrán ser calendarizados para que todos los miembros de la familia participen. El simple hecho de tener un encargo como regar esa maceta, fomentará, en nuestros pequeños un sentido de responsabilidad y generosidad.

Nuestro huerto servirá también como una linda excusa para consumir verduras y comida saludable. Por si fuera poco, estamos contribuyendo al cuidado del medio ambiente, ya que no utilizaremos químicos para su cuidado.

Dónde comenzar?
Haz una lista de materiales que utilizarás e involucra en el proceso a todos en casa, con una lluvia de ideas. Divertirse en familia debe ser el principal objetivo.

Para quienes quieran realizar un huerto en casa bien elaborado, y con miras a consumir lo que cultiven, acá les dejo algunos consejos prácticos:

– Determinar el espacio que será destinado para la siembra, tomando en cuenta su exposición al sol y al agua.
– Seleccionar semillas de plantas pequeñas y con garantía de calidad.
– Tener a la mano las herramientas básicas: rastrillo y cuchara.
– Se puede realizar el cultivo en macetas individuales o largas.
– Señalizar cada tipo de planta.

Artículos recomendados

Mi Jardín es mi huerto

Manualidades para niños: Un huerto casero

Anuncios

6 thoughts on “Nuestro primer Huerto Casero”

  1. Hola, estoy totalmente de acuerdo con lo del jardín y los niños. Nosotros lo intentamos con una planta, pero tuvo un final poco adecuado. La verdad es que nuestra pequeña era muy pequeña, pero al igual que tú, lo intentaremos más adelante. Ya verás lo bien que le viene a los niños cuidar de las plantas. Un abrazo y suerte con el jardín

    Me gusta

    1. Hola y que gusto encontrarse con un papá por estos lados. Si hemos visto a los nenes encantados viendo como ya las primeras hojitas van naciendo y como ellos mismos tienen el cuidado debido para tratar la naturaleza que los rodea. Suerte a ustedes y ojalá pronto nos muestres su huerto! Saludos

      Me gusta

  2. Pingback: Jugando en casa |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s